Meter mano a una camarera sale barato. Se paga a plazos

Un ciudadano rumano más alegre de lo usual metió mano a una camarera y otra empleada de un espacio para el juego, la sala Tobago, ubicada en la calle Reina Fabiola de Zaragoza.  Le salió caro el desmán mas no tanto como parecía. Le pidieron un año de prisión pero al final todo se ha resuelto con una sanción de 5.400 euros de multa, a pagar en 24 meses.  ¿No es violencia de género tal comportamiento y muy suave la sentencia? Dos trabajadoras ganándose la vida y un impresentable violentándolas.   ¿No tienen derechos a daños y perjuicios?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: