Muere por imprudencia un monitor de esquí

Cualquier muerte es un drama. Ley de vida. Mas cuando se debe a una imprudencia, todavía resulta más dramática. El joven Martín Royo, afincado en Tramacastilla de Tena, profesor de la Escuela Española de Esquí en Formigal esquiaba fuera de pistas cuando un alud lo devoró el último día de un febrero ya triste. Era un experto. ¿Cómo es posible esquiar fuera de pistas, en la zona de Tres Hombres, cuando la nieve fresca se había acumulado sobre el hielo y el peligro de aludes es mas que real? Se supone que la Escuela Española de Esquí enseña a quienes se ganan la vida como profesores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: