El Vía Crucis del Ayuntamiento de Zaragoza

El portavoz del PP, Jorge Azcón, olvidó señalar que los paganos reales serán los ciudadanos y ciudadanas de Zaragoza, algo que PSOE y CHA no han querido tener en cuenta

En el pleno municipal   en el que la conjunción de una derecha a lo suyo con el apoyo de una izquierda desnortada reprobaron al alcalde de la ciudad Pedro Santisteve por un quítame allá las sociedades municipales, el portavoz del PP, Jorge Azcón, advirtió a los actuales mandatarios de que a partir de ahora la Semana Santa va a durar hasta los próximos comicios. Vamos, que su Vía Crucis acaba de comenzar y no finalizará hasta la crucifixión de Pedro y sus mesnadas. Olvidó señalar que los paganos reales serán los ciudadanos y ciudadanas de Zaragoza, sometidos desde ya mismo a un impasse que dará al traste con las medidas y resoluciones que un ayuntamiento tiene la obligación de desarrollar para que la ciudad funcione y se haga más humana, solidaria y habitable.

Jesús Santisteve ya no tiene quien le escriba, vamos, que los Cirineos Psoe y Cha no van a ayudarle a llevar la cruz, ansiosos como están de que se produzca la crucifixión y se restaure la pax romana. En el pleno de marras, décima estación, a Jesús Santisteve han tratado de despojarle de sus vestiduras, en esa vía dolorosa que terminará con su muerte municipal en un Calvario, tras ser clavado en la cruz, morir y descendido para ser sepultado, decimocuarta estación.

En lugar de lavarse las manos como Pilatos, y haciendo caso a los gritos de los poderes fácticos de siempre, “crucifícalos, crucifícalos”, PSOE y Cha han ejercido el peor de los roles posibles, entregar a uno de los suyos para que vengan a poner orden, cuanto antes mejor, los de “siempre”, digan lo que digan, los suyos. Cobardes, no han tenido el valor de presentar una moción de censura y proponer a los ciudadanos su modelo de ciudad, con un salvador  al frente, para que el imperio del ladrillo, los negocios oscuros y el chanchullo retomen lo que siempre fue “suyo”. Que llore el pueblo, que sufra y se aguante, ¿qué coño tiene que hacer la plebe sino decir amén y lavarles los pies?

Azcón ha anunciado un duro vía crucis para la gran mayoría de la población zaragozana. Pero los tiempos están cambiando y si ZeC ha cometido errores y algunos de sus miembros no están a la altura de lo que cabe esperar de un edil, no es menos cierto que han tomado medidas y puesto en marcha acciones de progreso para toda la ciudadanía. Van a morir, honrosamente. También murió Jesucristo y ahí tienen la pervivencia de sus ideas y valores. ZeC está herida pero otros vendrán, y ya están en marcha mecanismos para ello, que arreglen los errores y y ofrezcan ideas y soluciones para otra Zaragoza posible. Tras la muerte viene la resurrección. No será cuestión de tres días, porque no hay Lázaros a mano que obren el milagro, pero llegará. Desde ahora mismo hay que poner las bases para que el edil Azcón entienda que tras el sufrimiento y muerte, viene la resurrección sí de otra Zaragoza posible.

2 comentarios sobre “El Vía Crucis del Ayuntamiento de Zaragoza

  1. Lo que demuestra una vez más que el apoyo mutuo a los presupuestos DGA Ayuntamiento ha sido un postureo sin más consecuencias que PODEMOS va a la suya «a no hacer nada» en la DGA 24 milloncejos rascados de 3 mil y pico millones y que habrá que vigilar que Gimeno sabe mucho de mover el capital, la cuestión en el Ayuntamiento somos pocos y en la DGA nada.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: