Poemas de Adolfo Burriel

TRES POEMAS Cuelga del cielo el tigre herido. Su piel, atravesada por cien lanzas, fue bella, como los sueños imposibles, y sus ojos postraban la soberbia del bosque. Palpitaba la gloria del asombro, y el rayo vivía inapresable. Invadía la luz la podredumbre, la selva crecía libre entre sus cantos. Cuelga del cielo el tigreSigue leyendo “Poemas de Adolfo Burriel”